Negocios para Mujeres

Belleza

¿Qué es la Belleza?

Para nosotras la belleza del alma solo puede ser resaltada con la calidad de nuestros productos y por tanto lo único que podría recomendar a los seres que aprecio.

Todos percibimos a la persona como un conjunto de sensaciones. Reconocemos la belleza no sólo por la estética de un rostro o una figura bonita. En la visión de nuestros semejantes influyen muchos aspectos, tanto de su personalidad como de su físico. Para ser bella, primero debemos sentirnos bellas.

La belleza es una cualidad presente en una cosa o en una persona que produce un placer intenso a la mente, y proviene de manifestaciones sensoriales. Podría definirse como el esplendor de la forma a través de la materia.

También existe la belleza interna de las personas, que se refiere a su conjunto de valores y personalidad. Es un diseño significativo, o algo más, como la personalidad. Expresado de otra manera, la belleza es una cualidad de una persona, el objeto, el lugar, o la idea que proporciona una experiencia de perceptual de placer y significado. La experiencia subjetiva de belleza a menudo implica la interpretación de alguna entidad como si estuviese en equilibrio y armonía con la naturaleza. Esto conduce a los poderosos sentimientos de tracción y bienestar emocional.

En su sentido más profundo, belleza puede engendrar una experiencia saliente de reflexión positiva sobre el significado de propia existencia de alguien. “Un objeto de belleza” es algo revela el significado personal. Enseñanzas religiosas y morales a menudo enfocan la divinidad y la virtud de belleza, y afirman la belleza natural como un aspecto de espiritualidad y verdad.

En la antigüedad clásica ya se encuentran datos más concluyentes acerca de la belleza, como estudios y reflexiones. Por aquel entonces la belleza constituía una cualidad que hacía que algo nos pareciese bello.

A esta cualidad se le llamó armonía. También aparecieron los primeros cánones de belleza que indicaban cuáles tenían que ser las proporciones idóneas para que un cuerpo se vea bello. En general, la belleza se percibía desde un punto de vista objetivo.

Esta percepción de la belleza se siguió manteniendo en la Edad Media. Como consecuencia del auge del cristianismo de esa época, la belleza dependía de la intervención de Dios. De modo que, si se consideraba bello algo, es porque había sido una creación divina.

Consejos para “reinventar” la belleza

  1. Hacer actividades que la hagan sentir bien.
  2. Incrementar sus valores espirituales.
  3. Mantener una buena comunicación con los que la rodean.
  4. Realizar cambios en su persona que la satisfagan.
  5. Fomentar actividades que la motiven a incrementar su autoestima.
  6. Lograr una estabilidad emocional.
  7. Señalar menos sus defectos.

¿Qué opinan de nuestra definición de belleza? Por cierto, si no son consultoras de Unique y desean inscribirse, pueden hacerlo gratis desde aquí, no dejen pasar la oportunidad de formar parte de esta gran familia.